martes, 28 de abril de 2009

Fue hace una semana,
Él, esperaba a la chica que besaría después de veinte minutos.
Yo, lo vi esperarla y pensé en querer esperar a alguien.
Ninguno creía que los besos, las manos y los abrazos,
serían peligrosos en pocos días...
No imaginé no poder seguir tomando las fotos de Regina...mi calle favorita.

2 comentarios:

Mer dijo...

Que regresen los abrazos,los besos dados sin miedo.

Mer

mercedes de la jara dijo...

Querida amiga, qué decir...Todo esto es tan confuso, tan extraño...Y otra vez la distancia !!...Aunque no lo crea, me gustaria estar ahi, dandole me mano, sin distancias...